miércoles, 14 de septiembre de 2016

Cheesecake de Nutella y Avellanas, {celebrando el Día del Chocolate ;D}

¡¡Holis!! ¿Qué tal? ¿Cómo sigue ese mes de septiembre. Ya adaptados a la vuelta  a la rutina y a la normalidad? Seguro que ya tenéis la sensación de haberos olvidado de las vacaciones, pero sí, os aseguro que las tuvisteis, sino mirad algunas de las fotos de vuestros móviles jeje ;D

En mi caso, estoy ya dentro de mis últimos días de vacaciones, ya que el próximo lunes ya comienza de nuevo el nuevo curso de la facultad. ¡¡Estoy hasta nerviosa y todo!! jijij 
Así que para sobrellevar estos días de rutina, de cambios de temperaturas, (¿de repente estamos en invierno? jeje), nada mejor que una buena ración de Dulceterapia y en esta ocasión, con una buena dosis de chocolate, dado que ayer día 13 se celebró el Día Internacional del Chocolate, (al parecer el origen de este día fue en conmemoración al escritor británico Roald Dahlautor del libro, "Charlie y la fábrica de chocolate").
Pues eso, que desde aquí no podíamos dejar de homenajear al chocolate, así que tachán, tachán...


 Nada más y nada menos que os traigo esta señora tartaza de queso con Nutella y avellanas. ¿Puede ser mejor acompañante dulce? 
Absolutamente deliciosa y chocolatosa, pero para nada empalagosa, así que nada de quejaros en ese aspecto. Además, os reto a que lo comprobéis por vosotr@s mism@s, jeje. Así podréis ver si me equivoco o no, jejej ;D

La receta la apunté de forma inmediata en cuanto la vi en el blog L´Exquisit y es que, ¿cómo resistirse a no hacer esta tartaza con esos ingredientes? Además, es de las tartas de quesos con horneado, que al menos para mí siempre son un punto a favor, (soy más fan de las cheesecakes horneadas). Y aprovechando esta bajada de temperaturas, nada mejor que encender un ratín el horno para poder degustar posteriormente esta delicia chocolateada.
Encima, cuando veáis lo sencilla que es de realizar y la poca cantidad de ingredientes que precisa, seguro que os pasa como a mí y os la apuntáis en el acto ;)

¿Os animáis? Pues vamos, todos al lío:
Para la base:
- Unos 200g de galletas y algunas avellanas.
- Una porción de mantequilla.

Para el relleno:
- 400g de Nutella.
- 500g de queso crema tipo Philadelphia.
- 60g de azúcar.
- 3 huevos.
- 75g de avellanas, trituradas en trozos no muy pequeños.
1. Lo primero, será precalentar el horno a 175ºC y preparar el molde sobre el que vayamos a preparar la tarta, (en mi caso, uno desmontable de 23cm), forrándolo con papel vegetal. Reservamos. Seguidamente, comenzaremos con la preparación de la base: triturar bien las galletas junto con las avellanas y en un cazo derretir una porción de mantequilla. Una vez derretida la mantequilla, se le añade la mezcla de galletas para hacer una pasta. Forramos con esta pasta la base del molde, sellándolo bien. Meter en el frigo para que coja consistencia. 

2. Ahora vamos con el relleno: en un bol, ponemos el queso crema y el azúcar. Batimos bien hasta que se integren y adquiera textura cremosa.
A continuación, le añadimos la Nutella y mezclamos hasta que se haya unificado el conjunto.

3. Ahora, iremos añadiéndole los huevos de uno en uno, no incorporando el siguiente hasta que el previo esté integrado.

4. Una vez que esté toda la crema bien integrada y homogeneizada, vertemos sobre la base de galletas que teníamos reservada y alisamos la superficie con una espátula
Para finalizar, cubrimos la superficie de la tarta con las avellanas que teníamos troceadas, asegurando que cubra la mayor parte de la superficie.

5. Llevamos al horno, donde la tendremos unos 40-50 minutos, o hasta que pinchemos con un palito y éste salga limpio. Al ser una tarta de queso, lo ideal es que la zona central aún esté ligeramente temblorosa cuando la vayamos a sacar. 

6. Una vez lista, sacamos del horno y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.


Y lista, ya podréis disfrutar de esta tarta. Ideal para acompañar el café, el postre o daros un capricho porque sí, porque estáis llevando la vuelta al cole de maravilla.


Mirad el corte, ¡¡pintaza máxima!! =D 
Y como habréis podido comprobar, apenas lleva elaboración, sólo mezclar un poco y ya el horno se encarga de finalizar la tarea, jeje
Yo que vosotros no lo dudaría más, seguro que tenéis un bote de Nutella por vuestras cocinas que reclama ser utilizado ;D



Y con esta imagen me voy despidiendo ya para que así os dé tiempo a hacerla hoy mismo, jijij. 
Nada mal para celebrar el Día del Chocolate, ¿no?


¡¡Animo para lo que queda de semana, el finde ya casi está aquí ;) y recordar eso de "No importa la pregunta, el chocolate será siempre la respuesta" ;)

...hasta la próxima recetichi!! =) =)

lunes, 5 de septiembre de 2016

Bizcocho de Manzana y Queso, {endulcemos el inicio de Septiembre ;D}

"...Volver a empezarr, otra vez, volver a estrenar zapatos y libros, volver a encontrar a los viejos amigos y juntos volverrr, a empezar!" =) Ohh, habrán pasado años desde aquel anuncio de "La Vuelta al Cole", pero para mí sigue siendo inevitable no recordarla una vez que llega septiembre: septiembre es y será siempre sinónimo de la "Vuelta al...", ya sea al cole, al trabajo, a la facultad..., (la mía esta a la vuelta de la esquina ya..jeje =D).

Y tras este inicio del post tan musical, (porque claramente doy por hecho que se habrá leído cantando, jeje =D), con recuerdos de otras épocas, y con esa melancolía que puede traer ese fin de las vacaciones, esa vuelta a la rutina..., no veo nada mejor que traeros una recetaza para llevar el inicio de este mes de la forma más dulce y deliciosa posible =) 
Con todos vosotr@s, tachán, tachán.... =)


Un delicioso bizcocho de manzana y queso: superjugoso, delicioso y con un sabor a manzana, es-pec-ta-cu-lar!! Creo que es uno de los mejores bizcochos de manzana que he probado nunca :)

Esta receta la tengo guardada desde que la vi en el Instagram de Aliter Dulcia, donde la compartió con sus seguidores y como siempre ocurre con sus recetas, nunca defraudan, ¡el resultado fue absolutamente espectacular!
Seguí las indicaciones tal y como indicaba, aunque modifiqué alguna cosilla, (en lugar de solo canela, añadí mezcla de especias y disminuí ligeramente el azúcar de la receta original). 
¿Os animáis? Os aseguro que os arrepentiréis si no la hacéis :)
- 2 manzanas grandecitas, lavadas y sin pelar, (yo utilicé Golden).
- 2 huevos.
- 250g de queso mascarpone.
- 200g de harina.
- 1 cucharadita de levadura en polvo.
- Una pizca de sal.
- 340g de azúcar.
- 120g de mantequilla blandita.
- 1 cucharadita de mezcla de especias, (canela, jengibre, nuez moscada, clavo y cardamomo).


1. Comenzamos precalentando el horno a 180ºC y preparando el molde, (redondo desmontable de 23cm), forrándolo con papel vegetal. Reservamos.

2. En un bol, batimos el azúcar junto con la mantequilla con ayuda de varillas eléctricas hasta que esté cremoso. Incorporamos el queso mascarpone y batimos nuevamente para integrar el conjunto y obtener textura cremosa y uniforme.

3. A continuación, añadiremos los huevos de uno en uno, no incorporando el siguiente hasta que el anterior esté añadido.

4. En un recipiente aparte, mezclamos la harina junto con la levadura, la sal y las especias. Tamizamos y añadimos poco a poco a la crema anterior, integrándolo con ayuda de una espátula.

5. Ahora, cogemos una de las manzanas, la troceamos en cuadraditos pequeños y se añaden a la crema. Distribuimos bien con ayuda de la espátula.

6. Vertemos sobre el molde reservado. Ahora, laminamos la otra manzana y se colocará por encima, cubriendo la superficie y colocándolas de forma bonita. Espolvoreamos un poco de canela por encima y llevamos al horno, donde estará alrededor de una hora, o hasta que pinchemos con un palito y éste nos salga limpio.

7. Una vez listo, sacamos del horno y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla. Una vez frío, desmoldar y cortarse un buen trozo de esta delicia y a disfrutar!! =) =)



¡¡No me digáis que no tiene una megapintaza!!
Ya os digo que no he probado bizcocho de manzana más delicioso, tan jugoso..., perfecto para endulzar y mejorar cualquier día ;)

¿Queréis un trocito? =)



Además, como habéis podido ver por la elaboración, es una receta muy sencilla de hacer y sin ingredientes extraños. Vale, que quizás hoy, precisamente hoy os echa para atrás meteros en la cocina a encender el horno, peeero, en cuanto nos den un respiro estos calores, tenéis que hacerlo sí o sí. =)





Pues mientras yo también disfruto de mi trocito de bizcocho con mi café de la tarde, me voy despidiendo ya. Espero que os animéis a probar esta receta, porque de verdad que el resultado es espectacular!! =) =)



Os dejo con la gran protagonista de esta receta jijij. 
Espero que vuestras "Vueltas al..." hayan ido o estén yendo de la mejor forma posible y sino es así, al menos disfrutad de un buen trozo de Dulceterapia =)

Smile with a little help from friends.
...hasta la próxima recetichi!! =) =)

martes, 23 de agosto de 2016

Magdalenitas de Zanahoria, {una forma deliciosa de endulzar la semana :) }

¡¡¡Holis!! =) ¿Qué tal estáis? ¿Cómo ha ido el comienzo de la semana? ¿Aún estáis de vacaciones u os estáis enfrentando a la operación retorno? ¬¬
Bueno, en mi caso he estado una semanilla más desaparecida porque me fui a mi casa a pasar unos días allí y luego he estado en modo playita jejee..., peero, hoy de nuevo estoy por aquí, y no vengo con las manos vacías, jejeje, sino que os traigo una receta perfecta para subir esos niveles azucarados, que seguro que andan por los suelos ;D

Receta muy sencilla de hacer y que será perfecta para sorprender en la merienda o en el desayuno. Además, tiene el plus que no lleva nada de lácteos, por lo que para los alérgicos o intolerantes a éstos, ésta es vuestra receta.
Vale, sí, me habéis pillado, no esta exenta de un inconveniente, (pero muy pequeño): necesita un poco de horno para su realización, pero, don´t worry!, podéis dejarlos metidos en el horno dejando a éste hacer su trabajo y no es obligatorio que os quedéis pegados a él en el proceso, jejeej ;)


Con todos vosotros, unas deliciosos magdalenitas de zanahoria, cubiertas por un sencillo glaseado. 
La receta original, extraída del fabuloso libro de El Rincón de Bea, "Delicias para Compartir", era un cupcake con su correspondiente cobertura de queso crema, pero cuando hice esta receta, una de las personas que iba a probarla era intolerante a la lactosa, por lo que esta cobertura la tuve que modificar y simplemente me decanté por un glaseado sencillo de azúcar glass :)
En cualquier caso, estaban espectaculares, superjugosas gracias a la zanahoria, suaves y con un sabor delicioso a las distintas especias que lleva.

Con respecto a la receta, seguí las indicaciones del libro, aunque hice alguna pequeña modificación, (básicamente a la hora de añadir más especias y no sólo canela ;D)
Pero ya os digo que la receta es muy sencilla y muy rápida de hacer, absolutamente apta para los que no sois muy fans de la cocina ;)

¿Os animáis? Pues vamos, tod@s allá ;)
En mi caso, doblé las cantidades originales, y me salieron unos 24 unidades. Si queréis menor cantidad, solo tenéis que hacer la mitad :)
- 4 huevos.
- 300g de azúcar.
- 300g de zanahoria rallada muy fina.
- 250ml de aceite de oliva.
- 250g de harina.
- 1 cucharadita de bicarbonato.
- Una pizca de sal.
- 1,5 cucharaditas de levadura en polvo.
- 1 cucharadita de mezcla de especias, (es una elaborada por mí y lleva canela, jengibre, clavo, cardamomo y nuez moscada).

Para el glaseado:
- Azúcar glass y agua.
1. Comenzamos precalentando el horno a 180ºC y colocando las cápsulas de papel en una bandeja para muffins y magdalenas. Reservamos.

2. En un bol, añadiremos la harina junto con la levadura, el bicarbonato, la sal y las especias. Mezclamos y tamizamos el conjunto. Reservamos.

3. En un recipiente distinto, batiremos los huevos junto con el azúcar hasta que blanqueen un poco y hayan aumentado ligeramente su volumen.

4. A continuación, le incorporamos el aceite e integramos bien hasta homogeneizar.
Ahora, le añadiremos la mezcla reservada de harina, en varias tandas, e integrando bien cada adición hasta que tengamos una crema uniforme.

5. Por último, le añadimos la zanahoria rallada, (para mí rallar zanahorias es la peor parte de todas las recetas que la llevan ¬¬. Por eso creo que no hago tantas recetas con zanahoria como me gustaría ¬¬) y distribuimos bien por la masa.

6. A continuación, iremos vertiendo esta masa en las cápsulas de papel, de forma que las rellenaremos unos 2/3 de éstas. Las llevaremos al horno, donde las tendremos unos 15 minutos, o hasta que pinchemos con un palito y éste salga limpio.

7. Una vez listas, sacamos la bandeja del horno, dejamos reposar las magdalenas dentro de ésta unos minutos y posteriormente las sacaremos para dejarlas enfriar por completo sobre una rejilla.

8. Una vez que estén completamente frías, realizaremos el glaseado: colocar una porción de azúcar glass en un bol pequeño y verter una cucharadita de agua. Mezclar e ir añadiendo más agua según la consistencia que busquemos. Recordar ir siempre poco a poco en la adición del agua, pues si nos pasamos tendremos que tirar de azúcar glass y podemos entrar en un bucle sin fin: azúcar glass-agua-azúcar, jeje :D :D
Una vez conseguida la consistencia buscada, verteremos por encima de las magdalenitas. 
Podemos terminar decorándolas con nueces o con lo que prefiráis ;)


Y listas, ya tendréis preparada una supermerienda que hará las delicias de todo aquel que tenga la suerte de probarlas.


¡¡Sólo tenéis que ver el interior para ver la pintaza máxima!! =D
Muy jugosas y blanditas, muy sabrosas con el aroma de las especias..., ¡¡uhmm, delicius!! =) 



La pena es que ya no las tengo en mi cocina, ¡¡jope!! Sólo me queda conformarme con el recuerdo y las fotos, jeje, así que para que no os pase lo mismo a vosotr@s, os animo a que os pongáis manos a la masa y ya veréis que delicia más deliciosa obtendréis como recompensa ;)

Así que vamos, todos a rallar ya las zanahorias mientras yo termino la entrada, jeje ;)
Por mi parte me voy despidiendo ya, para no interrumpiros en el proceso ;)

Espero que os animéis a hacerlas y que no os eche para atrás el calor. ¡¡Somos la resistencia, jeje, no hay calor tan grande como para quitar las ganas de hornear a una amante de la repostería!! jejej :)


¡¡Ánimo para los que no os hayáis ido aún de vacaciones y para los que están de vuelta de éstas!! En ambos casos, nada mejor que una magdalenita de zanahoria para subir esos ánimos =)

....hasta la próxima recetichi!! =) =)

miércoles, 10 de agosto de 2016

Bizcocho de Chocolate y Baileys, {Chocoterapia al poder, jeje =D}

¡¡Holis!! ¿Qué tal? ¿Cómo han ido los comienzos de la semana? ¿Disfrutando de vacaciones o por el contrario, volviendo de éstas? En cualquier caso, siempre viene bien una buena dosis de Dulceterapia ;)
En esta ocasión, en forma de bizcocho..., de chocolate y que encima va con una combinación deliciosa de café y Baileys. Perfecta para acompañar la tarde, ¿verdad?
Además, aprovechamos que parece que las temperaturas extremas han dado un pequeño respiro, para encender el horno un ratito pequeñito para así poder disfrutar y deleitarnos con este delicioso bizcocho ;)


Como os decía, aquí os muestro este delicioso bizcocho de chocolate, café y Baileys, culminado con un glaseado de Baileys ;) Nada mal, ¿ehn? =D
La receta la tenía apuntada desde que la encontré en el blog Con Harina en mis Zapatos y es que, viendo esa pintaza, ¿cómo era posible resistirse a no hacer este bizcocho? ¬¬ Jejeje, una no es de piedra.

A vosotros, seguramente os pase lo mismo y se os genere una necesidad inmediata de tener este bizcocho en vuestras meriendas cuando veáis la pintaza que tiene así como la sencillez en su elaboración.
Un bizcocho absolutamente delicioso con un sabor a chocolate que te engancha a querer siempre un poco más jijijij =)

Con respecto a la elaboración, seguí las indicaciones de la original, sólo realizando algunos cambios con los ingredientes y sobretodo con la cobertura, donde yo sólo realicé un glaseado básico en lugar de hacer el frosting, pero bueno si preferís la opción del frosting, sólo tenéis que hacerle una visitilla a la receta original y ahí lo podréis ver ;D

¿Os animáis? Pues vamos, que seguro que tenéis todos los ingredientes, (valeee, a lo mejor el Baileys no, pero con una pequeña visita al supermercado, esto queda resuelto jeje ;D).
- 125ml de café, previamente preparado y enfriado.
- 125ml de crema Baileys.
- 2 huevos.
- 100g de mantequilla blandita.
- 260g de azúcar.
- 200g de harina.
- 1 cucharadita de levadura en polvo.
- Una pizca de sal.
- 70g de cacao en polvo sin azúcar tipo Valor.

Para el glaseado:
- Azúcar glass y crema Baileys, (la cantidad de ésta última variará según la consistencia del glaseado que queráis obtener ;D).
1. Lo primero, será precalentar el horno a 180ºC y preparar el molde elegido, (en este caso, uno alargado tipo plum-cake de unos 22cm), forrándolo con papel vegetal. Reservamos.

2. En un recipiente, colocamos la harina junto con la levadura, la sal y el cacao. Tamizamos el conjunto y reservamos.
Por otro lado, mezclaremos el café junto con el Baileys e igualmente, reservaremos.

3. En un bol aparte, ponemos la mantequilla junto con el azúcar y batiremos con varillas eléctricas hasta conseguir una textura cremosa y blanquecina.

4. A continuación, le añadiremos a la crema anterior los huevos, de uno en uno y no añadiendo el siguiente hasta que el previo esté bien integrado.

5. Ahora, lo que iremos haciendo será ir añadiendo la mezcla de harina en tres partes, alternando cada una de las adiciones con la mezcla de café y Baileys. Comenzaremos con 1/3 de la mezcla de harina, integraremos y añadimos 1/2 de la mezcla del café. 
Repetiremos el procedimiento hasta finalizar con el último 1/3 de la mezcla de harina. 

6. Una vez que esté todo integrado y homogéneo, vertemos la mezcla en el molde reservado, alisamos la superficie con una espátula y llevamos al horno, donde los tendremos unos 40 minutos, o hasta que pinchéis con un palito y éste salga limpio.

7. Una vez listo, sacaremos del horno y dejaremos enfriar sobre una rejilla.

8. Una vez que nuestros bizcocho esté frío, desmoldaremos y verteremos por encima el glaseado, (para prepararlo, sólo tenéis que colocar en un bol unos 100g de azúcar glass y Baileys, de forma que añadimos una cucharadita, mezclamos bien y luego, según la consistencia que busquemos del glaseado, se añadirá algo más de Baileys o no, ya eso según al gusto de cada ;D).


Y listo, ya sólo os quedará cortaros un trocito de esta delicia y a disfrutar!!


No os preocupéis los no amantes del café, pues la combinación con el Baileys y el chocolate es deliciosa y el saborcito del café no está presente en primer plano, (de hecho mi novio que es anticafé, se lo ha comido casi relamiendo el plato, jejeje, así que mucho a café no debe saber, jeje...,o que en realidad es un cafetero como yo, pero aún lo desconoce :D jejejej)

¡¡Mirad qué corte y qué buena pinta, no me digáis que no es perfecto para la merienda!! =)



Jugoso y absolutamente recomendable para los fans del chocolate, (parece que últimamente sólo subo cosas con chocolate, jejeje y aún me guardo un as chocolatero en la manga, jijij ;D).
Y encima, muy fácil de hacer, si es que esta receta lo tiene todo ;)


Pues ya que os he traído la merienda, me voy despidiendo para dejaros que vayáis por los ingredientes que os falten y que os metáis manos a la masa con este bizcocho, aprovechando que el calor no aprieta tanto como los días anteriores, (o eso dicen... ¬¬ jeje).


Espero que estéis disfrutando mucho de las vacaciones, pero no olvidaros de vuestras dosis de Dulceterapia, ¿ehn? Sino, no vais a llegar con fuerzas para la vuelta de éstas ;D ;D

...hasta la próxima recetichi!! =) =)

lunes, 1 de agosto de 2016

Cheesecake de Chocolate y Cerezas, {y sin horno ;D}

¡¡Holis!! Toc-toc, ¿queda alguien por aquí?? ¿Estáis todos desaparecidos con el modo vacaciones ON? Bueno, para los que aún estemos por aquí y para aquellos que el comienzo de agosto haya significado el fin de las mismas con la consecuente vuelta a la rutina, nada mejor que una buena dosis de Dulceterapia para sobrellevar la semana y hacerla, por lo menos, un poco más dulce ;) 

Así que, estrenemos el nuevo mes de la forma más dulce y chocolatosa posible ;D 


Os presento esta deliciosa tarta de queso de chocolate y cerezas, perfecta para todo megafan del chocolate, pues tiene un sabor a chocolate máximo y con una textura mousse absolutamente deliciosa. Así que, si os autodenomináis chocolovers, tenéis que probar esta receta sí o sí y que encima es sin horno, por lo que, no tendréis ninguna excusa para no hacerla, jeje =D

La receta la tenía apuntada desde que la vi en el blog Un pedacito de cielo. Seguí más o menos las indicaciones originales, aunque me decanté por el modo sin horno total, y le hice la base típica de galletas y mantequilla, (en la original, hacen una base de galleta que se hornea previo a hacer la tarta), así como alguna modificación más, como que añadí cerezas al interior de la tarta. 
A pesar de que yo soy muy fan del chocolate, me parecía que sin nada que le hiciera contraste, podía resultar muy empalagosa. Por esto, decidí añadirle unas cerezas distribuidas por el interior, para que le añadieran un punto de acidez, así como algo que constrastara con la textura mousse. He de decir que fue todo un gran acierto, me encantó el toque que aportaban las cerezas y todas las que probaron la tarta, (la preparé para una merienda), pensaron lo mismo, (de hecho se pusieron en modo "búsqueda y captura" de cerezas en su trozo, jeje =D).

Pues eso, que si buscáis una receta deliciosa, sin horno y que encima sea de chocolate, nada mejor que la que hoy os traigo. 
¿Os animáis? Pues vamos, todos allá:
- 400g de chocolate tipo postres, (podéis utilizar 200g de éste y 200g de chocolate con leche).
- 360g de nata para montar fría.
- 45g de azúcar.
- 300g de queso crema tipo Philadelphia.
- 2,5 cucharadas de café.
- Un puñado de cerezas, lavadas y con el hueso retirado, (puede ser otro tipo de fruta que os guste más: fresas, frambuesas, arándanos... ;D)
- Unas cuentas cerezas más para decorar.
1. Lo primero, será preparar el molde sobre el que vayamos a preparar la tarta, (en mi caso, uno desmontable de 23cm), forrándolo con papel vegetal. Reservamos. 
Seguidamente, comenzaremos con la preparación de la base: triturar bien las galletas y en un cazo derretir una porción de mantequilla. A las galletas trituradas le añadimos la cucharada de cacao y mezclamos. Una vez derretida la mantequilla, añadir la mezcla de galletas para hacer una pasta. Forramos con esta pasta la base del molde, sellándolo bien. Meter en el frigo para que coja consistencia.

2. Ahora, comenzaremos con el relleno: en un cazo al fuego, colocaremos todo el chocolate cortado en trocitos y lo derretimos al baño maría, removiendo de vez en cuando hasta que quede completamente derretido y homogéneo. Retirar del fuego y dejar enfriar ligeramente.

3. En un bol distinto, colocaremos el queso crema junto con el café y el azúcar y con la ayuda de unas varillas eléctricas, batiremos hasta que adquiera textura cremosa y uniforme.

4. Añadiremos a esta crema el chocolate derretido, una vez que ya se haya enfriado un poco. Mezclamos bien hasta integrar el conjunto.

5. Por otro lado, vertemos la nata fría en un bol y la montamos con la ayuda de varillas eléctricas, (con cuidado de no pasarnos o se nos transformará en mantequilla :S). 

6. Incorporamos ahora la nata montada a la mezcla anterior de chocolate, con ayuda de una espátula y con movimientos envolventes, hasta que quede bien integrada y obtengamos una crema homogénea.

7. Repartimos ahora las cerezas por encima de la base de galleta, partidas por la mitad, (o enteras, como prefiráis ;D) y seguidamente, vertemos encima la crema anterior de chocolate. Alisamos la superficie con la espátula y llevamos al frigo, donde la tendremos unas 4-6 horas, (aunque es mejor que se haga de un día para otro y que se tenga en el frigo toda una noche. Así asentarán mejor tanto la textura como los sabores).

8. Una vez que haya adquirido la consistencia adecuada, desmoldaremos y decoramos con una cuentas cerezas más por encima. 


Sólo os quedará ya cortaros un trocito y disfrutar con esta delicia chocolateada.
No me digáis que no tiene una megapintaza. Y encima con un mínimo esfuerzo, ya que no precisará ni de horno ni ingredientes extraños para su realización. La receta perfecta :)



Venga, vale, aquí os corto un trozo para que merendéis, pero sólo uno, ¿ehn? Que sino me dejáis a mí sin ninguno jejeje ;D

La textura mousse es magnífica y el punto de contraste que le aportan las cerezas, es perfecto, así que venga, animaros y manos a la tarta, que seguro que tenéis en vuestras cocinas todos los ingredientes que precisa.


Sé que por Instagram podríais haber pensado que la receta que subiriía sería la de los muffins de zanahoria, pero a petición popular me pidieron que subiera esta, jejeje y como yo me debo a mi público, jejeje. La próxima serán los muffins ;)

Let your heart guide you.
Espero que empiece genial el mes de agosto y que lo haga de la forma más dulce, (en ese aspecto ya os he ayudado yo un poquito, ehn!! jejeje

....hasta la próxima recetichi!! =) =)

miércoles, 20 de julio de 2016

Helado Tarta de Queso con Frambuesas y Galleta, {Cheesecake Ice cream :D}

¡¡Holis!! =) ¿Qué tal os va todo? ¡¡Por fin puedo pasarme por aquí para saludaros, (y para traer una nueva recetita, of course!), que casi estamos ya despidiendo el mes de julio y yo casi no he actualizado el blog este mes ¬¬

Y entre otras cosas, ¿como lleváis el veranito? ¿Cómo estáis sobrellevando estas calores? ¿Estáis quizás tirados en la playita y ni os habéis dado cuenta? jejeje, en ese caso tenéis mucha suerte porque para los que no estamos así, esto está siendo horribilis!

Por este motivo, nada mejor que la receta que hoy os traigo para hacerle frente y poder así refrescarnos durante un ratito ;)
Porque sííí, lo que hoy os traigo es una de las delicias estrellas veraniegas: el delicioso heladichi!! =)


Con todos vosotr@s, un delicioso helado de tarta de queso, con frambuesas y galleta. ¡¡No me digáis que no promete!! Perfecto para acompañarnos en estas calurosas tardes de verano ;D

La receta la apunté en cuanto la vi publicada en el Instagram de Alma Obregón, ya que tenía pintaza máxima!! Y..., antes de que digáis nada de que si necesita heladera, que si no la tenéis y tal..., he de deciros que os guardéis esas excusas, jejeje, ya que, aunque en la original, se utiliza heladera, yo la hice en la versión sin ésta, (en mi congelador no tenía sitio para ella, así que tuve que utilizar la versión sin heladera, jeje), así que todos al lío, todos a mirar si os falta algún ingrediente ;)

¿Vamos ya?
- 500ml de nata para montar fría.
- 250g de queso crema tipo Philadelphia.
- 1cucharadita de avellana en pasta.
- 100g de azúcar moreno.
- 125ml de leche.
- Unos 120g de frambuesas, que yo corté por la mitad.
- Un puñado de galletas, (las que más os gusten), hechas trocitos.
1. Ya veréis como es muy sencilla: en un bol amplio, colocáis primero el queso crema, el azúcar y la avellana en pasta, (o vainilla) y, con ayuda de unas varillas eléctricas, vais mezclando hasta obtener una crema homogénea y sin grumos.

2. Seguidamente, añadís la leche y la nata fría y continuáis batiendo con las varillas eléctricas durante un ratito hasta que vaya adquiriendo una textura más cremosa.

3. En este momento, podréis utilizar la heladera en el caso de que la tengáis y se mantecará durante unos 30 minutos aproximadamente, (recordar que deberéis ya tener la cubeta de la heladera en el congelador unas 24 horas antes ;D) 
En el caso de no heladera: pasaréis la crema a un recipiente apto para el congelador y lo lleváis allí durante unos 45 minutos. Pasado este tiempo, sacáis del congelador y volvéis a batir con las varillas eléctricas. Guardaréis de nuevo en el congelador e iréis repitiendo este proceso, hasta que el helado adquiera una consistencia adecuada, (en mi caso, saqué del congelador y batí 3 veces).

4. Una vez que la crema base esté lista, añadir las frambuesas y los trocitos de galleta y con ayuda de una espátula, se distribuirá bien por todo el helado. 
Una vez mezclado todo, guardar de nuevo en el congelador para que termine de adquirir la consistencia y voilá..., ya sólo os quedará probar esta delicia!! =)


¡¡No me digáis que no tiene una pintaza!! Con sus frambuesas y sus trocitos de galleta acompañando cada cucharada, jeje.
Hasta os he sacado ya vuestro vasito ;)


En mi caso, a diferencia de la receta original, utilicé frambuesas y no moras, así como tampoco realicé el swirl, (he de confesar que básicamente fue por pereza, porque ya lo tenía todo recogido y guardado, así que puse las frambuesas directamente en el helado ;)



Absolutamente delicioso, y ya habéis visto qué fácil, qué rápido de hacer y sin ser necesaria la presencia del horno, jejej ;D: la receta veraniega perfecta!!

Espero que decidáis probar vosotros mismos la receta y poder disfrutarla en vivo y en directo, jijij =)

Come on, let´s go and play!
¡¡Ánimo para los que aún no estáis de vacas y para los que sí..., a disfrutarlas mucho!! =)

.....hasta la próxima recetichi!! =)